NEURÓNIKA

NEURÓNIKA
¿Cómo escapar de la corriente continua de los Pixies? Los Pixies son crueles y elegantes. Emiliante dice que eso es puro pop con daño y Remo asiente.
Loading...

mercredi 8 janvier 2014

Poética de la ciencia matemática: Una historia de la proporción de Manuel García Piqueras / Andrés García Cerdán

Es un placer estar esta tarde aquí, acompañando a Manuel García Piqueras y sus divinas proporciones. Es un placer porque, como compañero suyo, reconozco en él al intelectual que se dedica a su ciencia con devoción y al profesor que entiende las matemáticas no solo como un trabajo, sino como un pedazo de mundo donde refugiarse y un pedazo de mundo que ofrecer a los demás. En realidad, la suya es una actitud elogiable. Ha sabido y sabe trenzar creatividad y ciencia, matemática y poética con entusiasmo. Puedo verlo recorriendo anaqueles de las bibliotecas a la caza de algún artículo o algún volumen impresionante de relaciones entre la cultura humanística y las matemáticas. En él, como predicaron Feijoo y los románticos, se advierte de nuevo la idea de un arte total, la reunión de ciencias y artes, tecnología y humanismo, al servicio del bien común de la cultura y la humanidad. Los ilustrados lucharon por una cultura que frenara los abusos del poder y que fuese razón de igualdad. En su aspecto divulgativo, este libro nos acerca al conocimiento y, por ello, nos hace más fuertes frente a la injusticia. Diré solamente que hay mucha belleza y mucha intuición en sus matemáticas y que antropología, arte, etnografía, literatura e historia se convierten en sus manos en preciosos edificios matemáticos, abstracciones que hablan de lo más humano: nuestro deseo de conquistar esta realidad y de otorgarle trascendencia a nuestra vida cotidiana. En grandes pensadores y científicos como Einstein, Newton, Stephen Hawkins, Hipatia de Alejandría o Pascal sin duda hubo el mismo fervor que alimenta el trabajo y el pensamiento de Manuel García Piqueras. Más allá de los números, las ecuaciones y los teoremas, se alza y se perfila la circunferencia prodigiosa de la vida. La labor del matemático es, en este caso, describirla en sus aspectos más íntimos, más reales, más naturales. Enhorabuena.

1 commentaire:

Luzbel. a dit…

¿Se puede hacer poesía con las matemáticas? ¿De veras?